All for Joomla All for Webmasters

Mundo Hispano – Las Maras, violencia en El Salvador

Our Spanish audio lesson this week casts a glance at the underbelly of society where the world is upside down – where stealing is good, violence is encouraged, and murderers are honored and respected up to the point where they tattoo a record of their crimes on their body and their face. These are the “Maras”, and organized and growing group of gangs that have spread like a cancer from the west coast of the United States to the barrios in Mexico and Central America.

Read the article first, then listen to the recording and pay special attention to the following key vocabulary:

  • Pandillero: persona que pertenece a una pandilla (banda delincuencial).
  • Deportación: destierro por razones políticas o como castigo.
  • Sicario: asesino.

Los mareros son los pandilleros más temibles en El Salvador. Su terrible fama no es gratuita. Estos delincuentes, que acostumbran llevar tatuajes que cubren toda su piel, son responsables de robos, asesinatos, venta de drogas, tráfico de personas, extorsión, venta de armas, entre otros delitos.

En El Salvador los mareros se dividen en dos grupos principales: la Mara Salvatrucha y el Barrio 18. Ambos grupos tienen su origen en Los Ángeles, Estados Unidos, y cometen las mismas atrocidades, incluso han llegado a decapitar a sus víctimas.

La historia de estas pandillas comienza en la década de los 80, cuando El Salvador estaba inmerso en una sangrienta guerra civil. En ese contexto, miles de salvadoreños huyeron a los Estados Unidos. Es allí que, bajo el ejemplo de las pandillas estadounidenses los Crips y los Bloods, se formaron la Mara Salvatrucha y el Barrio 18. Luego de algunos años, varios de estos delincuentes fueron deportados a su país de origen, El Salvador, y allí continuaron sus peleas a muerte.

Actualmente existen rangos que identifican a los mareros: los líderes, los mareros permanentes, los novatos y los simpatizantes. Su fama es tal que, según algunas publicaciones periodísticas, han sido reclutados por los cárteles de la droga mexicanos para trabajar como sicarios.

Su presencia no sólo se siente en El Salvador, sino también en México, Honduras, Guatemala, Canadá y Estados Unidos. De acuerdo al FBI, actualmente 24 mil pandilleros integran la Mara Salvatrucha y el Barrio 18 en 46 estados del país del norte.

One Response

  1. Jane Connor

Leave a Reply